Un nuevo estudio de simulación sugiere que una persona que tose puede dispersar las gotas 6,6 metros y aún más en condición de aire seco.

En un nuevo artículo publicado esta semana en la revista Physics of Fluids, investigadores del Instituto de Computación de Alto Rendimiento (A*STAR) de Singapur han llevado a cabo un estudio numérico sobre la dispersión de gotas respiratorias utilizando una simulación del flujo de aire a alta resolución.

De acuerdo al estudio, una sola gota de tos de 100 micrómetros a una velocidad del viento de 2 metros por segundo puede viajar hasta 6,6 metros, e incluso más en condiciones de aire seco debido a la evaporación de las gotas.

La investigación señala que los niños pequeños “pueden correr un mayor riesgo en comparación con los adultos, según la trayectoria típica de la tos descendente”.

“Se recomienda a los adolescentes y adultos de baja estatura que mantengan una distancia social superior a dos metros de las personas más altas”, según los científicos.

Los expertos ejecutaron la simulación con diferentes tamaños de gotas, temperaturas del aire, humedad relativa, velocidad del viento y diferentes distancias entre el tosedor y el oyente.

(HispanTV)

Comentarios Facebook