Este lunes 9 de noviembre el medallista olímpico venezolano Rubén Limardo señaló que, como consecuencia de la difícil situación que se vive actualmente por culpa de la pandemia y debido a la coyuntura económica que atraviesa nuestro país, tuvo que buscar un trabajo alternativo, aparte de su profesión de deportista, para generarle ingresos a su familia.

Mediante una serie de tuits, el espadista criollo indicó que hoy día se dedica a entregar comida en la empresa de encomiendas Uber Eats. “Si estás en Lodz, Polonia, y pides Uber Eats, es posible que tu comida la entregue un campeón que decidió no rendirse jamás”, escribió el bolivarense, acompañando el mensaje con una foto en la que se le observa con un paquete de la referida compañía, a bordo de una bicicleta.

“En un año normal, hoy estaríamos hablando de lo que sucedió en Tokyo 2020, pero ya ven que no es así. La crisis de mi país, la pandemia y perseguir un sueño a veces no es tan buena combinación”, manifestó en otro tuit.

Aseveró que, como muchos de sus compañeros atletas, sus hermanos y él también debieron buscar una alternativa para generar ingresos. “Desde hace 19 años vivo en Polonia; sin embargo, desde hace 5 soy padre de familia, por lo que puedo decir, orgullosamente, que además del deporte tengo un segundo trabajo para ganarme la vida y mantener mi hogar”, recalcó.

“No he dejado ni un día de entrenar, sin embargo, no podía sentarme a esperar los recursos que debo ganar por mi labor de atleta. Por primera vez, a mis 35 años, estoy dedicado también a algo que no es solamente el deporte y que eso me llena de satisfacción. Para quienes creen que algunos tenemos ‘privilegios’ por los resultados, déjenme decirles que no es así”, acotó.

Limardo, recordemos, fue ganador de la medalla de oro en las Olimpiadas de Londres 2012, en la categoría de espada individual. Ha participado en tres Juegos Olímpicos. Ganó dos medallas en el Campeonato Mundial de Esgrima en los años 2013 y 2018. Ha obtenido nueve medallas en los Juegos Panamericanos entre los años 2003 y 2019. En septiembre de este año ingresó al Salón de la Fama de la Federación Internacional de Esgrima (FIE).

“Yo, la última medalla de oro olímpica de Venezuela, también salgo a la calle a trabajar todos los días para ir de la mano por los sueños que aún me quedan por cumplir. Ajustarse a los cambios es definitivamente un trabajo para valientes”, recalcó en un último tuit.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook