Juan Guaidó, quien celebró hace pocos días que Venezuela sea considerada —según él— como una nación en miseria, esta vez volvió a manifestar su alegría cuando la Unión Europea (UE) decidió extender las «sanciones» contra los venezolanos y así aumentar la presión contra su calidad de vida.

El motivo de la felicidad de Guaidó es que según él, las mal llamadas «sanciones» son contra «la dictadura».

Acotó que la posición de la UE demuestra, a su parecer, que las elecciones parlamentarias que forman parte del orden constitucional en Venezuela, pues es un dictamen de la Carta Magna de la República Bolivariana, son «un fraude» y por eso la UE no las «reconocerá».

«El fraude del 6 de diciembre no le va a servir para nada a la dictadura. Ya la UE al ratificar sus medidas de presión reafirma que no reconocerá esa farsa», celebró Guaidó.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook