La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento de Tesoro de los Estados Unidos aprobó este martes -17 de noviembre- la extensión de licencias a las empresas petroleras estadounidenses Chevron, Halliburton, Schlumberger, Baker & Hughes y Weatherford, para que mantengan operaciones en Venezuela pese al bloqueo total aplicado contra Venezuela, sobre todo las medidas coercitivas unilaterales aplicadas contra Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Esta licencia general establece, según las agencias de noticias, que las transacciones y actividades prohibidas por el régimen de los Estados Unidos a través de la Orden Ejecutiva 13.850 de 2018, que son necesarias para el mantenimiento limitado de operaciones esenciales, contratos y otros acuerdos en Venezuela serán permitidas para estas cinco compañías y sus subsidiarias hasta junio de 2021.

Las actividades exentas de prohibiciones son aquellas necesarias para la protección o preservación de los activos de estas empresas en Venezuela, e incluyen concretamente transacciones y actividades necesarias para resguardar la seguridad del personal o la integridad de las operaciones y activos en el país.

Del mismo modo les permite realizar juntas de la mesa directiva y accionistas; y pagar facturas a terceros para asegurar las actividades ya mencionadas. También pueden ejecutar el pago de impuestos locales, de servicios de utilidad y de las nóminas de empleados y contratistas en Venezuela.

Lo que tienen prohibido las petroleras gringas

Una larga lista de actividades siguen prohibidas para estas empresas estadounidenses en Venezuela. La licencia específica que no autoriza la extracción, procesamiento, compra, venta, traslado o envío de petróleo o cualquier producto petrolero venezolano.

De igual forma, estas empresas no podrán diseñar, construir, instalar, reparar o mejorar ninguna instalación en Venezuela, así como adquirir cualquier bien o servicio excepto los requeridos para la seguridad de las mismas.

Tampoco podrán contratar personal o servicios adicionales, a menos que se requieran para la seguridad.

Por otra parte, la OFAC sigue prohibiendo el pago de monto alguno a PDVSA o cualquier entidad en la que la estatal venezolana posea 50% o más de participación accionaria. Esto incluye préstamos y subsidios.

Además, se mantienen las prohibiciones sobre cualquier transacción o acuerdo relativo a la exportación o reexportación de diluyentes, directa o indirectamente a Venezuela.

La OFAC también aclara que la licencia no relaja las sanciones del gobierno de los Estados Unidos.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook