El ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz, informó este miércoles que el Programa de Alimentación Escolar (PAE) sigue en funcionamiento, a pesar de las limitaciones que impone la pandemia.

En una jornada de trabajo productivo orientada a la producción y distribución de alimentos para el pueblo venezolano, Istúriz explicó que el plan gubernamental, que incluye a más de 24.000 escuelas y beneficia a más de cinco millones de estudiantes en todo el país, se ha adecuado a las circunstancias, por medio de los Comités Escolares de Abastecimiento y Producción, una instancia de organización popular en la que se articulan los esfuerzos de las escuelas y el poder popular, para atender garantizar el acceso a los alimentos entre los escolares y personas vulnerables de las comunidades próximas a los centros educativos.

El ministro detalló que los Comités Escolares están conformados por dos milicianos (dos estudiantes), dos comuneros, dos cocineros o cocineras de la patria, dos docentes y dos miembros de los Comités Bolivarianos de Familias.

Entre las funciones que deben cumplir los milicianos, está el reportar los ministerios de Educación y Alimentación la cantidad y tipo de alimentos que llegan a las escuelas, de manera tal que las instancias ejecutivas están informadas en tiempo real de los recursos de los que disponen.

Los Comités Escolares también cumplen labores de producción y en ese sentido, el titular de la cartera de Educación explicó que en las azoteas y patios se han instalado patios productivos, donde se cultivan aliños y legumbres para acompañar las preparaciones. A cargo de estas tareas están los cocineros y cocineras de la patria, explicó.

Cada día, entre las siete y las nueve de la mañana, estudiantes o sus representantes se acercan a las escuelas, vianda y vaso en mano para recibir el beneficio. La escuela les entrega un ticket, que luego intercambian por los alimentos.

Asimismo, el programa contempla la atención de personas vulnerables —personas con discapacidad, mujeres embarazadas y adultos mayores— que residen dentro del punto y círculo de la institución. En este caso, se le entregan las preparaciones a los jefes de calle y de comunidades, quienes recorren la comunidad y hacen las entregas en los hogares donde se requiere esta clase de asistencia.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook