El Senado mexicano aprobó en lo general el dictamen para regular el cannabis, permitiendo el uso, cultivo y comercialización de esta planta en adultos, en un hecho histórico que modifica la actual política de drogas prohibicionista del país latinoamericano.

Con 82 votos a favor, 18 en contra y 7 abstenciones, la cámara alta aprobó en lo general la Ley Federal para la Regulación del Cannabis, con la que se autoriza el consumo para fines lúdicos, recreativos y medicinales en personas adultas, así como el uso compartido entre quienes integran asociaciones de consumo psicotrópico.

La única bancada que se posicionó en contra de este dictamen fue el conservador Partido Acción Nacional (PAN). El oficialista Morena, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Movimiento Ciudadano (MC) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) impulsaron la regulación del cannabis.

La nueva ley, que deberá ser aprobada por la Cámara de Diputados, contempla la creación del Instituto Mexicano de Regulación y Control del Cannabis para otorgar licencias para el cultivo, comercialización y transportación de la marihuana.

La iniciativa también autoriza el consumo personal de 28 gramos de cannabis. No obstante, establece multas de 5.000 a 11.000 pesos mexicanos (entre 245 y 540 dólares) a la portación de 28 a 200 gramos, un aspecto que fue criticado por diversas organizaciones, quienes lamentaron que estas sanciones no implican la despenalización de la marihuana.

El proyecto de ley también abre la puerta al autocultivo de cannabis en el hogar, aunque con un límite de cuatro plantas por persona y un máximo de seis cuando habite más de un individuo en la vivienda.

Por otra parte, el dictamen da facultades a la Secretaría de Salud para ejercer la rectoría sobre la cadena productiva del cannabis y sus derivados.

El colectivo Regulación por la Paz ha criticado que la propuesta debatida por los legisladores mexicanos debiera otorgar el 80 % de las licencias de cultivo a comunidades indígenas y campesinas, y no el 40 % como está establecido actualmente.

Reacciones

Para la senadora Martha Lucía Mícher, del partido oficialista Morena, la aprobación del dictamen en las comisiones del Senado busca «cambiar el enfoque de la política prohibicionista de las drogas en nuestro país».

Por su parte, la senadora Patricia Mercado, de Movimiento Ciudadano, criticó que no se aumentó el umbral de posesión simple, ni se estipuló de manera explícita «la no penalización para cuidadores que suministren cannabis».

La discusión en el Senado fue orillada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que emitió una declaratoria de inconstitucionalidad de diversos artículos de la Ley General de Salud relacionados con el consumo de la marihuana, calificándolos como violatorios del derecho al libre desarrollo de la personalidad. Por tanto, el máximo órgano ordenó al Senado mexicano legislar sobre el uso integral del cannabis.

(RT)

Comentarios Facebook