El director del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime), Gustavo Vizcaíno, informó este lunes que las mafias del pasaporte y los llamados raspacupos que existieron durante la era Cadivi, estaba tan estructuradas que llegaron a generar un déficit de libretas para pasaporte en las bóvedas de la institución debido a la alta demanda del documento, con un gran lote de ellos que nunca fueron retirados.

Vizcaíno comentó que estas mafias planificaban viajes al extranjero y solicitaban el serial del documento en casos de personas que entregaban su tarjeta de crédito para que rasparan el cupo en otro país, incluso sin viajar.

«Te daban el cupo, la tarjeta y el pasaporte», así fue el Saime «mermando en su almacén de libretas y es cuando nace el sticker de la prórroga«, explicó Vizcaíno entrevistado en Venezolana de Televisión.

El titular del Saime, quien aclaró que en aquel momento él no era parte de la institución, comentó que muchas de las libretas de pasaportes aprobados nunca fueron retiradas sino que quedaron en las bóvedas, porque «eran pasaportes negociados», es decir, «ni siquiera viajaban», pero utilizaban el serial del documento «para hacer el negocio afuera».

«Llegaron incluso a hacer movimiento migratorios fraudulentos«, denunció Vizcaíno, quien detalló que la dirección de migración ya está «poniendo eso al pie de la justicia, como tiene que ser».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook