El proyecto italiano de vacuna anti covid-19 marcha bien a punto de concluir su primera fase clínica, informó hoy el Giuseppe Ippolito, profesor director científico del Instituto de Enfermedades Infecciosas Lazzaro Spallanzani de Roma (Inmi).

En entrevista publicada por el diario Il Fatto Quotidiano, Ippolito señaló que el comité independiente encargado de controlar las pruebas conducidas por el Inmi y el Centro de Investigaciones Clínicas de Verona, confirmó en sus primeros informes los «niveles de seguridad y tolerabilidad absolutamente buenos» del producto.

Tras realizar la prueba con el primer grupo de 45 voluntarios de menos de 55 años, divididos en tres grupos de 15, se desarrolla actualmente la segunda etapa con otras 45 personas, pero mayores de 65 años.

El especialista indicó que una vez finalice ese nivel de la experimentación, antes del fin de este mes, se analizarán los datos para determinar la dosis óptima con vistas a las fases dos y tres, en el curso de las cuales se verificará la seguridad e inmunogenicidad del preparado en un número superior de candidatos.

El 24 de agosto último comenzaron las pruebas en humanos de la candidata a vacuna anti covid-19 italiana, GRADd-CoV2, producida por la empresa ReiThera a partir de un vector adenoviral como la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford, según informó la sociedad italiana del sector biotecnológico con sede en esta capital.

(Prensa Latina)

Comentarios Facebook