Aunque Trump y su ejército de abogados insiste en que hubo fraude electoral en los comicios del 3 de noviembre en EEUU y señalan a las empresas Dominion y Smartmatic – que a su vez vinculan con la Revolución Bolivariana- de haber fraguado la derrota del actual mandatario, sus argumentos pierden cada vez más peso.

En este sentido, la empresa canadiense Dominion Voting System le salió al paso a los señalamientos hechos por el exalcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, abogado de Trump,  remitiéndose a las conclusiones de la Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad (CISA), dependiente del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, en las que declaró que las elecciones presidenciales del 3 de noviembre “fueron las más seguras en la historia” del país, esto desde el punto de vista tecnológico.

Por su parte, Smartmatic aclaró en su web que no participaron con su tecnología en estados donde el equipo de Trump impugnó el resultado electoral, como Pensilvania, Georgia, Arizona, Nevada, Michigan o Carolina del Norte.

En un trabajo realizado por la agencia Efe se asegura que la única participación de Smartmatic en los comicios presidenciales de 2020 fue su asociación con el Condado de Los Ángeles para el desarrollo de un sistema de votación en ese territorio.

Aunque los republicanos buscan vincular a Smartmatic y Dominion, ambas compañías aseguran que son competidores directos, no una filial o parte de un mismo consorcio.

Smartmatic fue fundada en el 2000 por los venezolanos Antonio Mugica, Alberto Anzola y Roger Piñate, con sede en Florida. Según informa la firma en su web, Mugica y Piñate siguen al frente de la empresa y el 83% de su capital pertenece a un grupo propiedad de ambas familias, mientras que un 10% está en manos de los empleados el 7% restante corresponde a otros inversores.

Sin embargo y aunque la campaña de Trump insiste en que Smartmatic es propiedad de gente vinculada al chavismo y que -supuestamente- alteró los resultados electorales con dinero de «las dictaduras de Cuba, Venezuela y, probablemente, de China», vale recordar que en 2017 esta firma acusó de manipulación electoral al presidente Nicolás Maduro y cuestionó la elección de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y apoyó la «urgencia» de un gobierno de transición en el país.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook