El prófugo de la justicia venezolana Leopoldo López ofreció unas declaraciones al medio español El Mundo, en las que anuncia cómo continuará conspirando contra Venezuela, ahora desde Europa.

«(…) Nosotros, desde aquí, lo que hacemos es apoyar y complementar una coalición nacional con una internacional que apunte hacia el mismo objetivo. (…) Articularé las distintas áreas del gobierno interino: diplomacia, parte económica y financiera… Lo más importante es que tenemos que trabajar todos articulados», aseguró desde España el responsable de las muertes ocurridas en el año 2014 durante la ejecución de su plan desestabilizador llamado «La Salida».

Con respecto al futuro del llamado «gobierno interino» de Juan Guaidó después del 5 de enero, López asegura que no habrá «gobierno en el exilio».

«No podrá haber un gobierno en el exilio mientras se mantenga Juan Guaidó en Venezuela. Y hoy aprovechamos los avances tecnológicos para tener una contribución en tiempo real. Yo estoy físicamente en Madrid, pero mi corazón y mi cabeza están en Venezuela», afirmó.

En este sentido, dejó en claro que la oposición de ultraderecha no reconocerá los resultados electorales del 6 de diciembre y que buscarán retener el Parlamento a toda costa, incluida la violencia.

«Esa Asamblea (2015) debería haber sido sustituida en unas elecciones libres, justas y verificables, pero, al no haber una elección, sino un fraude, no hay una sustitución legítima de esa Asamblea y, como no puede haber un vacío, lo que se plantea y lo que va a ocurrir es la continuidad institucional de esa Asamblea elegida en 2015 hasta que haya unas elecciones legítimas. No es el escenario que nosotros quisiéramos, sino el de unas elecciones limpias en diciembre que la sustituyera», declaró.

Por otra parte, aunque considera las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre un «fraude», afirma que en el mamotreto convocado por Guaidó bajo el nombre de consulta popular sí habrá un ejercicio «libre» y «democrático» a pesar de que no cuenta ni con una sola auditoría. 

Sin embargo, en sus declaraciones también deja ver que este acto no es más que fachada para reactivar la violencia en las calles. «Esta consulta planteada por el presidente Guaidó es el inicio de una nueva etapa en la que requerimos movilización. Es una consulta con preguntas al rechazo al fraude electoral o la convocatoria de elecciones. Es el inicio de una nueva etapa de unificación de fuerzas», señaló.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook