Ghislaine Maxwell, la expareja del depredador sexual Jeffrey Epstein, ha sido puesta en cuarentena después de que un empleado de la cárcel neoyorquina en Brooklyn se haya contagiado de COVID-19, informan medios locales, citando la carta de los fiscales al juez del distrito este lunes.

La exsocialité también fue testeada, pero el resultado salió negativo. Sin embargo, está aislada por precaución desde el miércoles pasado y se someterá a nuevas pruebas tras cumplir 14 días de cuarentena.

(RT)

Comentarios Facebook