El colegio privado Santa Mónica, ubicado en Puerto Ordaz, estado Bolívar, fue obligado -a través de una medida preventiva- por la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómico (Sundde) a ajustar los costos de inscripción.

La directiva del plantel colocó el costo de inscripción en 30 dólares estadounidenses, sin embargo, según la Asociación de Padres y Representantes, esto significa un incremento del 1.200%.

De acuerdo al análisis de la estructura de costos realizado por la Sundde, la inscripción debía ser fijada en 636.884,37 bolívares.

«El colegio se niega a cumplir con esta medida, nosotros como padres estamos en la disposición de llegar a un acuerdo beneficioso para todos, pero no como el colegio quiere», afirmó Jesús Benzalez, padre de un estudiante de la institución.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook