Este martes 24 de noviembre en horas de la tarde el ministro de Seguridad Nacional de Trinidad y Tobago, Stuart Young, aseveró que no tiene conocimiento de que el pasado domingo su país haya autorizado la deportación de 16 niños de nacionalidad venezolana. Indicó que este tipo de prácticas no son apoyadas por su nación.

El funcionario, además, puso en duda que los ciudadanos deportados fuesen menores de edad. Exigió a los familiares que muestren sus documentos de identidad. “He visto el supuesto reporte sobre los 16 niños. Pero ahora pregunto: ¿alguien ha visto a esos individuos, quiénes son? Muestren certificados de nacimiento para verificar que son menores de edad”, manifestó.

“Yo no puse a ninguna persona en ningún bote. Conozco mis responsabilidades y no cubren eso. No sé si son 10, 12 o 16 niños. Nuestra prioridad es nuestra población y nosotros tenemos leyes. Todo el que ingrese a la isla de manera ilegal, o esté aquí sin documentos, seguirá siendo deportado”, acotó.

Según reportaron diversos medios, este mismo domingo 16 niños venezolanos, de entre 4 meses y 14 años de edad, habrían sido deportados por las autoridades de Trinidad y Tobago a bordo de dos peñeros. Los mismos habrían desaparecido en altamar. Los menores, al parecer, iban acompañados por 9 mujeres.

El medio trinitario Guardian, señaló que este procedimiento se llevó a cabo aun cuando los padres de los pequeños tenían su estatus legal en la referida nación. Una jueza de la Corte Suprema de la isla habría emitido una sentencia para impedir la acción, pero los barcos ya habían salido de puerto.

Durante una rueda de prensa, Young destacó que cualquier migrante que ingrese a la isla de forma ilegal se convierte de forma inmediata en una persona indeseable que debe afrontar consecuencias judiciales.

Sobre los venezolanos que se encuentran actualmente en Trinidad y Tobago, señaló: “Si se descubre que están ayudando a otros de sus connacionales sin documentos en la isla, sus permisos serán revocados y también serán deportados”.

El ministro aseguró que podría tratarse de un caso de “tráfico humano”. Recalcó que la frecuencia de la trata de personas entre Venezuela y Trinidad y Tobago “se encuentra en aumento”. Indicó que no posee información sobre cuál agencia de seguridad nacional se encuentra involucrada en este tipo de operaciones ilícitas.

“¿Esto es lo que está ocurriendo en este momento? ¿Está el sistema siendo utilizado para facilitar el tráfico humano? Nadie está por encima de la ley. Quien esté involucrado, que sea procesado por ello”, concluyó.

A continuación las frases candela del caso:

– He visto el supuesto reporte sobre los 16 niños, pero ahora pregunto: ¿alguien ha visto a esos individuos? ¿Quiénes son? Muestres certificados de nacimiento

– Nuestra prioridad es nuestra población y nosotros tenemos leyes.

– Todo el que ingrese a la isla de manera ilegal, o esté aquí sin documentos, seguirá siendo deportado

– “Si se descubre que están ayudando a otros de sus connacionales sin documentos en la isla, su permiso será revocado y también será deportado”.

– Yo no puse a ninguna persona en ningún bote. Conozco mis responsabilidades, y no cubren eso. No sé si son 10, 12, o 16 niños. Vi lo que dijo Juan Guaidó, pero no sabemos de qué hablan

– Si un migrante entra a la isla de manera ilegal, inmediatamente se convierte en una persona ‘indeseable’, y deberá afrontar consecuencias judiciales

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook