En el Barrio San Andrés, una urbanización privada localizada en la población de Tigre (Provincia de Buenos Aires, Argentina), se viven momentos de gran agitación, luego que la prensa local anunciara que el futbolista argentino Diego Armando Maradona había fallecido este miércoles 25 de noviembre

Las imágenes de medios desplegados en el sitio, muestran que la zona está acordonada por la policía, lo que no ha impedido que los admiradores del astro comiencen a concentrarse en su honor.

De acuerdo con reportes de usuarios en las redes sociales, esta situación se repite en Villa Florito donde está su casa natal, el el estadio donde hizo su debut y en la cancha del Gimnasia y Esgrima, el club profesional que dirigía.

Maradona se recuperaba de una operación en la que le removieron una hemorragia subdural, el pasado 3 de noviembre, en una vivienda alquilada en San Andrés, bajo los cuidados de su familia y de un equipo de especialistas.

El célebre futbolista murió este miércoles a los 60 años, tras sufrir una descompensación que le produjo un paro cardiorrespiratorio.

(LaIguana.TV)

 

 

 

 

 

 

Comentarios Facebook