La candidata a la Asamblea Nacional (AN) por el Gran Polo Patriótico, Iris Valera, aseguró que el próximo 6 de diciembre el pueblo venezolano saldrá a las calles a ejercer su derecho al voto para cobrarle a los opositores responsables del sufrimiento que padece la nación como consecuencia del bloqueo económico y los intentos de sabotaje. 

Así lo expresó la exministra durante el tercer debate parlamentario, transmitido este jueves por Globovisión, de cara a las elecciones legislativas.

Valera aseguró que los diputados opositores en 2015 llegaron al parlamento con el único objetivo de tumbar al Gobierno del presidente Nicolás Maduro, electo democráticamente por el pueblo, para ello se valieron de un sinfín de artimañas, como incursiones armadas, bloqueos, sanciones e intentos de golpes de Estado, que han perjudicado a toda la población.

Señaló que no se puede soslayar los graves efectos de las acciones de este sector extremista de la oposición, razón por la cual enfatizó que una de las primeras medidas que debe poner en marcha la nueva AN es exhortar al Poder Judicial a que emita las órdenes de captura contra todos aquellos individuos que «pidieron sanciones, traicionaron a la patria y hasta solicitaron una invasión extranjera”.

Igualmente, indicó que planteará al nuevo parlamento que sean confiscados todos los bienes de quienes se han enriquecido ilícitamente a costa de la gestión pública.

De acuerdo con Valera, las elecciones del 6-D constituyen el hecho político más importante que va a acontecer en el país y aseveró que, como históricamente ha sido, las fuerzas revolucionarias siempre respetarán la voluntad del pueblo expresada en las urnas.

Asimismo, recordó que el único Gobierno que ha implementado un modelo de política social para la inclusión y protección de los venezolanos ha sido el revolucionario, de allí que sea tan atacado por las fuerzas imperiales, que pretenden imponer su modelo capitalista en Latinoamérica.

Agregó que con la llegada del comandante Hugo Chávez al poder la democracia en Venezuela pasó a ser de representativa a participativa, dándole de esta manera un papel protagónico a la población y saldando, además, las deudas sociales heredadas de la Cuarta República.

Comentó que todos los mecanismos de participación establecidos en la Constitución están permitidos, incluyendo el referéndum revocatorio, y subrayó que la Ley Antibloqueo es un instrumento necesario para que el Ejecutivo Nacional pueda hacer frente al asedio criminal de la derecha.

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook