La Corte Suprema de Pensilvania ha desestimado una demanda presentada por el congresista Mike Kelly y otros aliados del presidente de EEUU, Donald Trump, que buscaba invalidar las boletas de votación por correo de ese estado.

El tribunal explica que el hecho de que los peticionarios no presentaran su impugnación constitucional de manera oportuna fue parte de la razón de la decisión.

«Los tribunales no deberían decidir las elecciones cuando la voluntad de los votantes es clara», sentenció el juez Wecht.

(RT)

Comentarios Facebook