El supermercado Central Madeirense de Los Ruices, en Caracas, se vio en la necesidad de ofertar dos kilos por uno, debido a que la mercancía se le estaba pudriendo, porque la gente no quería comprar debido al alto costo.

En principio el kilo de cambur estaba en 495.000 bolívares y luego, la cadena de supermercados colocó una oferta de «lleve dos kilos y pague uno». El fruto fue colocado en bolsas con letrero que decía: cambures «muy maduros».

La denuncia fue realizada por miembros del Consejo Comunal Los Ruices a través de las redes sociales. La negativa de los consumidores de comprar a un precio excesivo, obligó a la cadena a buscar alternativas para no perder la mercancía.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook