El portal DolarToday, desde el que se ha articulado el ataque contra la moneda venezolana y al que difícilmente podría asociarse positivamente con el gobierno del presidente Nicolás Maduro, publicó un trabajo periodístico en el que se señala a Roberto Patiño, gestor de «ayuda humanitaria» designado por Juan Guaidó, de participar en «una nueva modalidad de estafa y corrupción política» implementada por el sector extremista de la oposición, cuyo propósito no sería otro que el enriquecimiento ilícito.

De acuerdo con esta fuente, se trata de un mecanismo que consiste en crear Organizaciones No Gubernamentales (ONG), solicitar fondos millonarios en dólares, aduciendo que se destinarán para atender a sectores vulnerables de la población venezolana –quienes sufren las consecuencias más duras del bloqueo y las sanciones promovidas por ellos mismos–, para luego conseguir, gracias a la mediación del gobierno estadounidense, que les sean depositados montos millonarios en las cuentas de sus supuestas organizaciones filantrópicas.

Estas denuncias, reconoce DolarToday, coinciden con las formuladas por el gobierno venezolano, que sindicó a Patiño de usar sus fundaciones Mi Convive y Alimenta La Solidaridad para enriquecerse con dinero venezolano bloqueado en el extranjero.

Patiño, junto a Julio Borges, recuerda el portal, recorrió en 2017 la Unión Europea «para exigir sanciones» con el propósito de «debilitar» a Nicolás Maduro, «acción que hasta hoy sólo ha consolidado al gobernante en el poder, mientras la mayoría de la población (chavistas y opositores) sufren los efectos de las mismas».

Las pesquisas adelantadas por Venezuela, indican que «a solicitud de Guaidó», Patiño estableció las dos ONG y organizó «una estructura política llamada ‘Voluntarios X Venezuela’, cuyo propósito sería comprar voluntades en el seno de los CLAP» para sabotear» su funcionamiento.

El dinero, destacan, provendría «de cuentas de Venezuela confiscadas en Europa» y el envío para estos fines desestabilizadores se haría desde cuentas de Citibank en Nueva York y de Banitsmo Panamá, donde los directivos de las ONG implicadas en la trama de corrupción denunciada por Caracas tendrían sus cuentas personales.

Por este caso, el Ministerio Público dictó orden de aprehensión contra de Alessandro Tuzza, Roberto Patiño, Leandro Buzón Osorio, Rolando Seijas Bolinaga, Gloria Osledi Chacón y María Alejandra Blanco, pero, de acuerdo con este medio, Tuzza abandonó el país a inicios de marzo, justo antes de la llegada de la pandemia.

Adicionalmente, DolarToday refiere que de acuerdo con sus informantes, «varias ONG ligadas a Guaidó y López que mantienen bajo perfil, estarían desviando para provecho de sus directivos, miles de dólares de cuentas de la nación que se supone deberían destinarse a la compra de alimentos y medicinas para ayudar a los venezolanos».

En virtud de lo anterior, parece estar claro que, además de conspirar reiteradamente para forzar la salida de Nicolás Maduro del poder, Roberto Patiño y sus asociados se han valido de la precariedad material que sufren muchos venezolanos a consecuencia de las acciones que han promovido, para enriquecerse ilegalmente con dineros de Venezuela en el exterior, una práctica habitual entre quienes forman parte del Proyecto Guaidó, según consta en numerosas denuncias fundamentadas presentadas por el Estado venezolano desde 2019.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook