Este domingo 6 de diciembre dos países eligieron sus nuevos parlamentos. En Europa lo hizo Rumania y en América, Venezuela. Ambas naciones, de acuerdo a resultados oficiales, tuvieron un promedio de participación de 31%, una cifra que en el caso rumano se encuentra dentro del rango histórico, y que en Venezuela es una cifra que aunque está por debajo de su promedio histórico reciente no llega a ser la más baja.

En Rumania estuvieron convocados más de 19 millones de personas para votar; mientras que en Venezuela fueron 20 millones 733.941 electores habilitados, en medio de la pandemia de la COVID-19 y de las fuertes medidas coercitivas del Gobierno de EEUU y países de la UE, acciones que afectan directamente al pueblo venezolano.

Históricamente en Venezuela el promedio de participación para una elección parlamentaria está por encima del 50% de los votantes convocados. La convocatoria más baja en los últimos 15 años, fue el proceso comicial de 2005 cuando participó el 25,26 % del padrón electoral, conformado en aquel entonces por 14 millones 272.964 de votantes.

Ese año, muy parecido a esta elección legislativa de 2020, los partidos opositores al Gobierno del presidente Chávez, todos sumidos en planes de derrocamiento y golpe de Estado, apoyados por Estados Unidos, entre ellos AD, Copei, Primero Justicia y Proyecto Venezuela, decidieron retirarse de los comicios al decir que habían pocas garantías ofrecidas por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

En Rumania, por ejemplo, un país europeo donde se enaltece la democracia como forma de resolver los conflictos de forma pacífica, en la elección de 2008, apenas votaron 39,20% de los electores.

Luego, en 2012, se registró la mayor participación en ese tipo de comicios en Rumania al alcanzar 41,76%. Luego en 2016 la convocatoria bajó a 39,42% y ahora en 2020 —en medio de la pandemia por la COVID-19— acudieron 31,84%.

En Venezuela, después de la elección de 2005, la participación subió a 65,59% en 2010 con un padrón electoral conformado por 17 millones 458.473 de votantes, mientras que en 2015, escaló a un histórico para este tipo de elección de 73,62% de 19 millones 496.365 de personas habilitadas para sufragar.

En 2015 la oposición logró hacerse del control de la Asamblea Nacional con un apoyo de 7 millones 726.066 votantes, mientras que el principal partido del chavismo, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), fue respaldado en las urnas por 5 millones 370.968 personas.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook