Leandro Domínguez, el candidato opositor por el partido Primero Venezuela en el estado Carabobo, quien días antes de las elecciones parlamentarias protagonizó su segunda escena de violencia callejera del presente año, quedó -como reza el dicho- «detrás de la ambulancia». 

Domínguez apenas obtuvo poco más de 1% de los votos y ahora es tristemente recordado por su actitud violenta, supremacista y misógina. 

El último incidente de Domínguez tuvo lugar en días pasados cuando de forma autoritaria estacionó su camioneta blindada -último modelo- contra un grupo de vehículos estacionados sin importar que le privaba la salida a estos.

El hecho  fue viralizado en Twitter luego de que comenzara a gritar a uno de los conductores que había trancado con su camioneta mientras este le preguntaba que por qué lo gritaba. Domínguez, con una actitud violenta le decía: «Te grito porque me da la gana, te grito porque tú me gritaste, negrito». 

Cuando le dice negrito al señor, el sujeto atacado empuja a Domínguez y en seguida uno de sus escoltas le propina un golpe en la cara a la víctima mientras Domínguez le decía «no me toques». 

Seguidamente, las personas en el lugar insultaron a los agresores y nuevamente se volvieron a enfrentar contra el conductor agredido verbal y físicamente por Domínguez y sus escoltas; y seguidamente lo volvieron a golpear entre varios. 

De acuerdo con los testigos, el candidato Domínguez, quien milita en el partido Primero Venezuela y viene de las filas de Un Nuevo Tiempo, ordenó a sus escoltas quitar el celular a la persona que lo estaba grabando, mientras ellos comenzaron a lanzar disparos al aire y amenazas como «te voy a tirotear». 

En febrero de este mismo año, Domínguez protagonizó junto a sus escoltas otro incidente violento donde chocaron el vehículo de una mujer, la insultaron y golpearon a su esposo que salió a defenderla. 

(LaIguana.TV) 

Imagen

Comentarios Facebook