Este 10 de diciembre una tormenta magnética cubre la Tierra. Una especialista en magnetismo terrestre ha revelado qué consecuencias podría tener para la humanidad.

«La perturbación interplanetaria nos ha alcanzado. Llegó hasta aquí alrededor de las 1.30 UTC (tiempo universal coordinado) de la madrugada. Creció significativamente la velocidad del viento solar, el campo se ha incrementado enormemente, pero esta perturbación no fue tan geoefectiva (que influye en la Tierra) como esperábamos», explicó María Abúnina, una investigadora del Instituto Pushkov de Magnetismo Terrestre, Ionosfera y Propagación de Ondas Radioeléctricas de la Academia Rusa de Ciencias, al canal Zvezda.

Añadió que debemos esperar una tormenta magnética moderada que no afectará en modo alguno al bienestar de las personas ni el funcionamiento de los equipos.

«Los cosmonautas podrían sentir un poco las consecuencias pero los habitantes de la superficie de la Tierra no están amenazados… Es más grande que la anterior, pero no hasta el punto de afectar la vida de las personas, las naves espaciales y todo lo demás», aseguró la experta.

El laboratorio de astronomía de rayos X del Sol de la Academia de Ciencias de Rusia ya había informado que una tormenta magnética se estaba acercando a nuestro planeta debido a una erupción en la superficie de nuestra estrella principal del 7 de diciembre. Los expertos llamaron la atención sobre el hecho de que la erupción solar se produjo en el sector que tiene una relación directa con la Tierra.

La nube de plasma que alcanzó la Tierra no supone una amenaza para la salud humana, pero puede afectar el funcionamiento de los equipos tecnológicos desplegados en el espacio, reveló entonces Serguéi Kuzin, el director del laboratorio.

(Sputnik)

Comentarios Facebook