El pesebre del Vaticano ha sorprendido a sus visitantes al incluir la figura de un astronauta entre sus integrantes. La representación religiosa fue inaugurada este viernes en la plaza de San Pedro en un acto reducido debido a las restricciones sanitarias impuestas por la pandemia.

Se trata de una instalación de corte postmoderno, compuesta por grandes figuras de cerámica italiana que simbolizan el nacimiento de Jesús a propósito de las fiestas navideñas. La creación original, conformada por 54 estatuas, fue realizada por el Instituto Artístico F. A. Grue de Castelli en 1965.

Los miembros principales del Belén como María, José, el Ángel y los Reyes Magos están representaos por su imagen clásica. Sin embargo, este año la escultura de un astronauta en medio de la escena bíblica ha llamado la atención de los residentes, e incluso, muchos han comentado su aparición en redes sociales.

A pesar de la expectativa generada por el Vaticano al anunciar que el pesebre «estará junto al majestuoso árbol de Navidad que llegó de Eslovenia», y que permanecerán expuestos hasta el 10 de enero de 2021, los internautas no tardaron en criticar las figuras, especialmente la del astronauta que al parecer, forma parte de quienes acuden asombrados a ver el nacimiento del niño Jesús.

«Siempre me pareció inútil reinterpretar el pesebre en clave moderna o ‘artista'», comentó uno de los usuarios en la publicación de Facebook de la Santa Sede. «Pues pongámoslo así, es una obra de arte que no encaja en mi gusto», escribió otro. No obstante, varios usuarios aseguraron que es una «obra maestra».

El Belén original contaba con un musulmán, un judío y un verdugo si bien pero en esta ocasión no han sido expuestas todas las figuras. Asimismo, la presenta de lo que parece ser un soldado también ha llamado la atención de los fieles.

(RT)

Comentarios Facebook