El presidente de México Andrés Manuel López Obrador (AMLO) manifestó que enfrentar las secuelas de la crisis económica por el coronavirus, es así como los estragos que dejó el modelo neoliberal y que heredó.

Sin embargo, AMLO insistió en que su gobierno ha enfrentado las secuelas de la pandemia y de los estragos del neoliberalismo con medidas en favor de las mayorías y no de los rescates bancarios, como los que caracterizaron a México en décadas anteriores, citó el analista político Miguel Ángel Pérez Pirela durante la transmisión de su programa Desde Donde Sea.

De acuerdo con el filósofo, AMLO se refirió a todos esos gobiernos que lo antecedieron, sobre todo el de Peña Nieto, el cual estuvo caracterizado por altos niveles de corrupción.

“Por cierto, López Obrador fue el adversario de Peña Nieto, y allí hubo fraude, que él denunció. A López Obrador a lo largo de su carrera política le han hecho fraudes electorales, dos veces a nivel presidencial y a las terceras gana la presidencia con alrededor de 30 millones de votos, su triunfo es indiscutible”, comentó el director del portal LaIguana.TV.

Otro aspecto complicado son las constantes críticas de sus adversarios y detractores, apoyados por los medios privados. «La mediática mexicana es acaso peor que la de Argentina, comparable con la de Brasil, muy violenta y musculosa, muy aliada con intereses de EEUU. Le ha dado muy duro a AMLO por ser un presidente de avanzada», afirmó el escritor.

De igual manera, y dentro de los puntos del balance que ofreció López Obrador, el conductor de Desde Donde Sea sostuvo que el tema del paraestado en la situación mexicana es de tal gravedad que puede hablarse de la existencia de un paraestado, similar a lo que ocurre en Colombia.

«He estudiado mucho este tema en mi actividad académica y por ello afirmó que México es otro ejemplo de un paraestado. Recordemos que un Estado tiene un territorio con fronteras definidas y una autoridad que ejercen el monopolio de la violencia, pero en países como Colombia y México hay zonas en el territorio tomadas por fuerzas armadas ajenas al Estado, manchas donde delincuencia organizada impone normas, establece toques de queda, actúa como gobierno», apuntó.

Las cifras ponen de relieve el problema en toda su dimensión. De enero a octubre de 2020, hubo en México 29 mil 182 homicidios, lo que representa un ligero incremento de 1,1% respecto a 2019, el año más violento en la historia reciente de México, según el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Por su parte, el Instituto Nacional de Geografía y Estadística sostiene que 2019 fue el primero en registrar una ligera disminución en el número de asesinatos: 36 mil 661 frente a los 36 mil 685 del año previo. El promedio mensual es de casi 3 mil homicidios.

Pese a que se ha vuelto un drama cotidiano, algunos hechos de sangre causan gran revuelo, como los asesinatos del empresario francés Baptiste Lormand y su socio mexicano Luis Orozco, que generaron una manifestación en Ciudad de México, en medio de la pandemia.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook