hombro0305151.jpg

El promotor Bob Arum, que lleva los intereses del púgil filipino Manny Pacquiao, declaró nada más concluir la pelea que perdió por decisión unánime ante el estadounidense Floy Mayweather Jr., que su pupilo salió al cuadrilátero con el hombro derecho lesionado.

«No ha podido lanzar los golpes que en él es habitual porque su hombro derecho no estaba bien», explicó Arum. «Creo que la lesión se la produjo después del 11 de marzo».

Sin embargo, el preparador de Pacquiao, Freddie Roach, aunque admitió también la lesión que sufría el excampeón del mundo filipino, dijo que la misma se había producido hace dos semanas y media.

«Vimos mejoras en Manny en las últimas semanas, estaba feliz con la forma en que se recuperaba y por eso seguimos con la pelea», destacó Roach. «Trabajamos en cuerdas, funcionó, fue eficaz, pero con el dolor en el hombro es difícil tirar golpes».

Roach aseguró que Pacquiao tuvo que cambiar la estrategia y la diversidad de los golpes por la lesión que sufría.

Pacquiao perdió por decisión unánime ante Mayweather Jr. en la pelea por la unificación del título del peso welter del Consejo, la Asociación y la Organización Mundial de Boxeo, que la pasada noche se disputó en el MGM Grand Garden Arena, de Las Vegas, ante más de 16.500 espectadores que llenaron las gradas del recinto.

El excampeón filipino, de 36 años, que es el único en la historia del boxeo que ha sido campeón mundial en ocho categorías diferentes, aseguró que no dio a conocer antes la lesión porque no quería cancelar la pelea, pero que sí le impidió usar al 100 por ciento la mano y brazo derechos.

 

«Pero aun así, hice una buena pelea, ahí estaba, no podía usar bien mi hombro», explicó Pacquiao durante la rueda de prensa posterior a la pelea. «A pesar de la lesión, me siento contento porque creo que hice una buena pelea, suficiente para ganar».

 

Los tres jueces de la pelea le dieron ganador a Mayweather Jr. con puntuaciones de 118-110, 116-112 y 116-112, algo que Pacquiao consideró «injusto» porque fue el que hizo más méritos a la hora de llevarse el triunfo.

 

«No fui más agresivo en los dos últimos asaltos porque estaba convencido que iba por delante en las cartulinas», reiteró Pacquiao, que también confirmó que la Comisión Atlética de Nevada rechazó la posibilidad de que pudiera inyectarse para aliviar las molestias y apurar la rehabilitación.

 

Arum explicó que el equipo de Pacquiao pensó que podría utilizar el día de la pelea inyecciones de antiinflamatorios que le ayudasen como sucedió durante los entrenamientos, tras haber recibido autorización por parte de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA) encargada de supervisar el combate.

 

Pero admitió que cuando presentaron los papeles oficiales de la pelea a la Comisión Atlética de Nevada después del pesaje no le especificaron si había algún tipo de lesión y su alcance, por lo que no les permitieron que Pacquiao fuese infiltrado.

El presidente de la Comisión Atlética de Nevada, Francisco Aguilar, declaró que el equipo de Pacquiao quería que se le permitiese inyectar a su púgil lidocaína, un anestésico local.

 

(EFE)

Comentarios Facebook