Zeng Yixin, viceministro de la Comisión Nacional de Salud de China, advirtió en conferencia de prensa a la población sobre la necesidad de continuar manteniendo las medidas de protección personal, incluidos el uso de cubrebocas y el distanciamiento social, incluso después de recibir la vacuna contra el COVID-19,  ya que, hasta el momento, ninguna ofrece una tasa de protección del 100 %.

Por su parte, Cui Gang, jefe de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, anunció que la «población clave», que comprende a personal de aduanas y de salud, así como a trabajadores de mercados y del transporte público, serán los primeros en recibir el fármaco antes de ampliar la campaña de vacunación a la ciudadanía en general.

De acuerdo a la Comisión Nacional de Salud de China, en el país se han registrado 86.806 casos de COVID-19 y un total de 4.634 muertes asociadas a la enfermedad.  

(RT)

Comentarios Facebook