La conmemoración del primer aniversario de Qasem Soleimani en el Parlamento de Irak muestra la firme decisión del legislativo de expulsar a EEUU del país árabe.

“La ceremonia de conmemoración celebrada hoy sábado por el Parlamento iraquí mostró la verdadera ira de los iraquíes por el atentado de EEUU contra dos comandantes [iraní e iraquí], por orden del idiota Trump”, ha declarado Fazel Yaber al-Fatlawi, miembro de la coalición Al-Fatah, una de las facciones políticas iraquíes con mayor número de diputados en el Parlamento de Irak.

Los asistentes a este tributo, agrega el diputado, reafirmaron una vez más su compromiso con la resolución del Parlamento, que insta al Gobierno a expulsar a todas las tropas extranjeras de Irak y la evacuación de todas las bases militares estadounidenses del país.

En declaraciones a la agencia local Al Maalomah, al-Fatlawi ha enfatizado que los participantes insistieron en identificar a todos los autores del asesinato que sucedió el 3 de enero de 2020 en el aeropuerto de Bagdad y entregarlos a los tribunales nacionales e internacionales para que paguen por ese atroz crimen.

De cara al 1.º aniversario del asesinato del prominente general iraní Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds, del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, y del subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, el Parlamento iraquí ha conmemorado este sábado su recuerdo y colgado sus fotografías en uno de sus grandes salones.

Tras el ataque terrorista del 3 de enero, el Parlamento iraquí aprobó una resolución pidiendo la expulsión de las tropas norteamericanas del país árabe.

La muerte del teniente general Soleimani generó un consenso contra Washington, tanto en Irán como en otros países del mundo. Las autoridades persas, incluido el Líder de la Revolución Islámica, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, calificaron el ataque de “acto de terrorismo internacional” y advirtieron a los “criminales” de EEUU de que les esperaba una “dura venganza” por matar a su héroe, que era “la cara internacional de la Resistencia”.

(HispanTV)

Comentarios Facebook