El Gobierno de España pidió a la Unión Europea una respuesta común ante la nueva cepa de coronavirus detectada en el Reino Unido antes de decidir si cesa las conexiones aéreas con el país como hicieron Italia, Países Bajos o Bélgica.

En un comunicado a los medios difundido por la televisión pública (TVE), el Ejecutivo español informó sobre su solicitud a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y al presidente del Consejo europeo, Charles Michel, de establecer una «respuesta comunitaria» frente a la nueva situación.

En su petición a la UE, el Gobierno de Pedro Sánchez advirtió que «actuará en defensa de los derechos de los ciudadanos» si no hay consenso para una acción unitaria y «rápida» por parte de las instituciones europeas.

 
Así se pronunciaron las autoridades españolas tras conocer el anuncio de varios países de suspender sus vuelos con el Reino Unido con motivo de la nueva cepa de coronavirus.
 

Según el Ejecutivo de Boris Johnson, esta variante tiene una capacidad de transmisión un 70% mayor que la anterior, lo que supone que los contagios se producen mucho más rápido.

Esta noticia provocó el cese unilateral de conexiones aéreas por parte de Italia, Países Bajos y Bélgica, mientras que Alemania y Francia estudian aplicar la misma medida.

El Gobierno de España explicó en su comunicación que prioriza la «coordinación» frente a la «unilateralidad» ante este escenario, pero no descarta tomar la misma decisión que otros miembros si la UE no se coordina.

Las autoridades del Reino Unido estudian ahora el origen de esta nueva variante del virus, que provocó que Johnson anunciara el 19 de diciembre un endurecimiento de las medidas restrictivas en Londres y otras zonas del sur del país.

(Sputnik News)

Comentarios Facebook