Este viernes 25 de diciembre las autoridades del departamento colombiano Norte de Santander decretaron toque de queda en todo su territorio, para impedir la propagación del COVID-19. Esta medida de restricción de movilidad incluye la prohibición del tránsito de migrantes a pie y en vehículos a través de la frontera.

Según reporta la agencia internacional EFE, la medida estará vigente desde este viernes hasta el próximo domingo 27 de diciembre. Luego volverá a activarse desde el primero hasta el 3 de enero. Las restricciones se aplicarán en todos los municipios limítrofes con Venezuela.

“Las disposiciones de no movilidad incluyen a la población migrante. Hemos tenido comunicaciones con las autoridades del estado de Táchira para informar que la llegada a la línea de frontera no está permitida. Tampoco está permitida la movilidad de migrantes venezolanos a pie o en transportes irregulares”, indicó el secretario de Fronteras y Cooperación Internacional, Víctor Bautista.

Cabe destacar que en Norte de Santander se han confirmado hasta la fecha 37.915 contagios de COVID-19. Por este motivo, y debido al aumento de casos en los últimos días, las autoridades han decretado la alerta roja epidemiológica. Las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) hoy día se encuentran copadas, con un 100% de ocupación.

“Estamos reforzando los controles con fuerza pública y enviándole un mensaje a los migrantes del otro lado de la frontera para que entiendan que la frontera nuestra está cerrada”, señaló el gerente de Frontera de Colombia, Lucas Gómez.

Según EFE, actualmente al menos 600 uniformados de la Policía Nacional y el Ejército de Colombia se encuentran operando en la zona, con el fin de monitorear el cumplimiento de la medida.

“Persona venezolana que se encuentre deambulando será llevada al puente Tienditas, en aplicación del Código Nacional de Seguridad y Convivencia. Hay un mandato por salud pública. No es un mandato que medie otra situación. Es la vida. Es la vida de todo un país. Es la vida de todos quienes estamos aquí”, destacó el comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta, coronel José Luis Palomino.

“Estamos en alerta roja. El 100 % de las UCI están llenas. Ya vamos por algo más de 21 médicos fallecidos. Ya vamos con siete policias nuestros fallecidos por COVID-19. Esto es altamente preocupante”, acotó.

Colombia, por cierto, ha presentado cifras récords de contagios en las últimas semanas. Hasta el día de hoy se han reportado 1.559.766 casos positivos y 41.454 fallecidos.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook