El analista y filósofo Miguel Ángel Pérez Pirela refirió durante la transmisión de su programa Desde Donde Sea, cómo se  presenta el escenario para los países pobres que no cuentan con los recursos económicos para financiar los costos de las vacunas contra la COVID-19.

En este sentido, explicó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) discute con las empresas que fabrican dichas vacunas cómo procederán los países pobres para adquirir estos productos.

«Bill Gates dijo que la pandemia lo que más ha puesto en evidencia son las desigualdades sociales. No sé si él tendrá autoridad moral para decir esto, pero es cierto», opinó Pérez Pirela.

Indicó que la OMS estableció un mecanismo para distribuir rápidamente vacunas a los países pobres, anunció que mantiene discusiones al respecto con Pfizer y Moderna. Covax, el mecanismo de acceso mundial a las vacunas contra la COVID-19, forma parte del dispositivo internacional creado por la OMS para acelerar un acceso justo a las herramientas para luchar contra el virus.

Citó las declaraciones que al respecto ofreció el asesor principal de la OMS, Bruce Aylward durante una rueda de prensa en Ginebra, quien manifestó que «el organismo se asegurará de que las farmacéuticas fijen precios apropiados para los países y poblaciones que intentamos ayudar».

Las vacunas desarrolladas por China y Rusia podrían igualmente ser evaluadas y utilizadas por la OMS, «si responden a las normas de eficacia y seguridad», puntualizó. Aylward estimó que con la llegada de las vacunas «hay luz al final del túnel, pero el túnel es largo».

A juicio del comunicador, el tema está en que debíamos esperar años para la vacuna y que ahora tenemos varias para la aplicación, por lo tanto, surgen las interrogantes: «¿Quién puso el dinero y cuánto ganarán las farmacéuticas con las vacunas que controlarán en el futuro la COVID-19? ¿Quién controlará la venta de las vacunas con financiamiento estatal?».

Ante lo expuesto, el director de LaIguana.TV respondió a las preguntas basado en datos de la BBC  y es que «analistas de inversiones pronostican que al menos dos de estas, la empresa estadounidense de biotecnología Moderna y la alemana BioNTech con su socio, el gigante Pfizer, probablemente ganarán millones de dólares el próximo año».

«Ven cómo comienza, cómo está llegando la vacuna Pfizer Moderna, ‘esas son las buenas, las chinas, rusas y cubanas son las malas’. Están haciéndose publicidad. Esto es un negocio, se están peleando por quién va a vender más vacunas, se está amasando un negocio multimillonario para el 2021«, concluyó el escritor. 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook