El cortejo fúnebre del salsero puertorriqueño Tito Rojas fue acompañado hasta su destino final por su propio tema “Nadie es eterno en el mundo”.

Previamente y como homenaje al llamado “Gallo” de la salsa, su cuerpo fue velado en el Coliseo Marcelo Trujillo, de Humacao, donde su legión de fanáticos asistió para darle su último adiós.

Los asistentes fueron pasando uno a uno frente al féretro coreando sus canciones. Julio César Rojas López, nombre verdadero del intérprete de «Señora de madrugada», murió el pasado sábado 26 de diciembre de un ataque al corazón.

“Es un rey de los pueblos, un hombre de fe, tan bueno, humilde, que no se daba cuenta de lo que logró. Él ha vendido millones de copias y el mundo está de luto. Uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde. Él significaba para mí algo grande. Me da mucha felicidad saber que siempre estaba bien con su familia, la amó, y era bien dedicado a su público. Nunca se quería ir del escenario sin poder abrazar y apretar a su pueblo. Hoy en día que se fue, el resultado es que todo el mundo tiene una foto con ese hombre tan bueno. Tito fue grande”, comentó la salsera conocida como La India durante el velorio. 

La última presentación de Rojas fue durante este 24 de diciembre, durante la Nochebuena, un concierto en vivo transmitido en su canal de YouTube.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook