Se hacen recurrentes los accidentes por explosiones de bombonas de gas doméstico, ante esta situación les traemos una serie de datos que debe tomar en cuenta al momento de su manipulación y así minimizar los riesgos.

Una recomendación fundamental es que nunca, ni llena ni vacía, se debe colocar en posición horizontal, ya que podría llegar fase líquida al quemador y producirse una gran llamarada.

Las bombonas utilizan gas butano o propano que pesan más que el aire, por eso se recomienda que se ubiquen en un lugar ventilado, ya que tiende a acumularse gas en la parte baja de las viviendas.

No ruede ni arrastre el cilindro por la calle, colóquelo en una carretilla adecuada y amárrelo de forma segura.

Otro dato importante es que, si se percibe el olor característico del gas en el hogar, no se debe abrir o cerrar ningún circuito eléctrico, ya que estos producen descargas capaces de provocar un incendio o explosión.

Se requiere precaución durante su manipulación, por lo tanto, es necesario que su manejo lo realice una persona adulta.

Es importante que se ubiquen en un lugar ventilado, si se tiene más de una, ubicarlas en zonas separadas. Cuando la bombona no está en uso, se recomienda mantenerla cerrada.

Una vez traída de la calle, lo recomendable es dejarla reposar un buen rato antes de conectarla y usarla.

Mantenga la bombona alejada de fuentes de calor, chispas, llama abierta, superficies calientes y tomas eléctricas.

Evite a toda costa fumar en el mismo espacio donde se encuentra el cilindro de gas. Protéjala de la luz solar y del calor intenso.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook