La trasnacional petrolera Halliburton tiene un historial de fraude, abuso y despilfarro del fisco de EEUU. Especialmente, durante su participación en la invasión a Irak por el orden de los 8.200 millones de dólares.

Esta empresa gringa, de la que hace parte el exvicepresidente Dick Cheney, segundo al mando durante la administración de George W. Bush, y considerado el “vicepresidente más poderoso de los EEUU”, anunció este 29 de diciembre a sus más de 400 empleados en Venezuela que cesaba sus operaciones y que -por lo tanto- se quedaban sin empleo. 

El despido le llegó a los trabajadores a través de un mensaje enviado vía correo electrónico, en el cual les anunciaban, además, que la liquidación debían buscarla por la oficina de MRW más cercana a su domicilio.

La petrolera argumentó que tomó la decisión de irse debido a que el bloqueo impulsado por la derecha contra Venezuela le impedía continuar operando en el país. Sin embargo, en noviembre del año pasado la Oficina para el Control de Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (OFAC) anunció que extendía el plazo para que Halliburton continuara en Venezuela hasta el 3 de junio de 2021, informó el portal de investigación LaTabla.  

“Recordemos que la OFAC ha dictado 8 excepciones a las restricciones impuestas por las órdenes ejecutivas 13850, 13857 y 13884 orientadas a un «bloqueo petrolero». Estas licencias (8, 8A-8G) han permitido la operación de 5 empresas que prestan servicios o son socios de Pdvsa”, tuiteó @latablablog.

Estas empresas son Chevron Corporation, Halliburton, Schlumberger Limited, Baker Hughes, a GE Company, Weatherford International. Hasta la fecha solo Halliburton han anunciado su decisión de cerrar sus puertas en el país.

Con la excepción otorgada por el Gobierno gringo, la petrolera podía seguir operando en el país y no dejar sin empleo a cerca de 400 venezolanos.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook