El Gobierno mexicano estudia el caso de una médica con antecedentes alérgicos que está en terapia intensiva por desarrollar encefalitis, inflamación en el cerebro, tras recibir la vacuna de Pfizer y BioNTech contra la COVID-19.

«Con la evidencia científica disponible de los ensayos clínicos de la vacuna Pfizer-BioNTech BNT162b2 contra el virus SARS-CoV-2, ninguna persona había presentado antes encefalitis luego de la aplicación de la vacuna«, informó este sábado 2 de enero la Secretaría de Salud (SSa) en un comunicado.

La dependencia del Gobierno precisó que la mujer es una médica de 32 años del Instituto Mexicano del Seguro Social (Imss) en el norteño estado de Nuevo León, donde recibió el fármaco esta semana.

La doctora, afirmó la SSa, tiene antecedentes de reacciones alérgicas a medicamentos como trimetroprim con sulfametoxazol, un antibiótico que combate infecciones urinarias.

Su diagnóstico inicial es encefalomielitis, que se describe como un ataque breve pero intenso de inflamación en el cerebro, usualmente por una infección viral.

«La reacción se detectó dentro del área de observación específica de la célula de vacunación en la que la doctora recibió su vacuna«, indicó la SSa.

«La doctora se encuentra bajo observación y tratamiento por parte de especialistas en medicina crítica para disminuir la inflamación cerebral presentada. Se continuará tratamiento especializado intensivo», agregó la dependencia de Salud.

México es uno de los primeros países del mundo que inició la vacunación contra la COVID-19, pero hasta el momento solo ha recibido cerca de 53 mil dosis del fármaco de Pfizer-BioNTech, todas aplicadas al personal sanitario.

El país tiene contratos de precompra de 34,4 millones de dosis de Pfizer, 77,4 millones de la británica AstraZeneca, 35 millones de la china CanSino y 34,4 millones de la plataforma Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

(EFE)

Comentarios Facebook