El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, ha condenado los ataques protagonizados este miércoles por manifestantes en el Capitolio, que obligaron a suspender el debate del Colegio Electoral, y prometió que los involucrados «serán procesados con todo el peso de la ley».

«La violencia y la destrucción que tienen lugar en el Capitolio de Estados Unidos deben detenerse y debe hacerse ahora», tuiteó Pence, instando a todos los involucrados a respetar a los agentes del orden y «abandonar el edificio de inmediato».

«La protesta pacífica es un derecho de todos los estadounidenses, pero este ataque a nuestro Capitolio no será tolerado y los involucrados serán procesados con todo el peso de la ley«, agregó.

(RT)