La Organización de Estados Americanos (OEA), la misma que propició el golpe de Estado contra el expresidente de Bolivia, Evo Morales Ayma, y aupó -al mismo tiempo- el surgimiento de la dictadura de la extremista ultracatólica Jeanine Áñez, ahora «condena y repudia el atentado contra las instituciones» de los Estados Unidos «por manifestantes que desconocen los recientes resultados electorales». 

En ese sentido la OEA, que promueve la sedición en Venezuela y en Nicaragua al apoyar y promover las acciones de grupos extremistas radicales muy parecidos a los «manifestantes» que asaltaron el Capitolio este miércoles 6 de enero en Washington, alega que «la Democracia tiene su pilar fundamental en la independencia de los Poderes del Estado, los cuales deben actuar completamente libres de presión».  

Al respecto, la Secretaría General de la OEA que está en manos de Luis Almagro, uno de los más fervientes y recalcitrantes promotores de la guerra sucia y el bloqueo total contra Venezuela, Nicaragua y Cuba, que además se reúne con los extremistas sediciosos que ejecutan planes violentos para intentar tomar el Poder Ejecutivo a la fuerza como lo hacen Juan Guaidó, Leopoldo López, Julio Borges, Carlos Vecchio, David Smolansky, entre otros del caso venezolano, indica que «el ejercicio de la fuerza y el vandalismo contra las instituciones constituye un grave ataque contra el funcionamiento democrático». 

Por tal razón, la OEA -en su comunicado para defender «la democracia» estadounidense- dice: «exhortamos a recuperar la necesaria racionalidad y a cerrar el proceso electoral conforme a la Constitución y a los procedimientos institucionales correspondientes». 

(LaIguana.TV) 

 

Comentarios Facebook