Un gran sumidero se abrió este viernes en el estacionamiento del personal del Hospital Ponticelli en Nápoles (Italia), tragándose a varios vehículos, informan medios locales.

Imágenes y videos publicados en redes sociales muestran el estacionamiento afectado por el socavón que quedó, de aproximadamente 2.000 metros cuadrados y unos 20 metros de profundidad.

Hasta el momento no se ha informado de víctimas relacionadas con el hundimiento del suelo, aunque el centro de pacientes con coronavirus ha sido evacuado de inmediato.

«Es un aparcamiento que se ha derrumbado, menos mal que no ha causado daños ni desde el punto de vista de la ingeniería de la planta ni, afortunadamente, de vidas humanas», indicó Vincenzo De Luca, presidente de la región de Campania. 

(RT)

Comentarios Facebook