La Procuraduría General de Colombia abrió una investigación disciplinaria contra Adriana Mendoza Agudelo, representante de ese país ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) en la sede de Ginebra, Suiza, por utilizar recursos de la misión diplomática para la compra de bienes lujosos. 

De acuerdo con un comunicado de la dependencia, difundido este viernes, Mendoza Agudelo adquirió con dinero oficial «lujosos bienes muebles» para su residencia y pagó con recursos del Estado «costosas cuentas en actos no oficiales». 

Las presuntas irregularidades por las que es investigada la embajadora ocurrieron durante su encargo diplomático en 2018, 2019 y 2020. 

Además, la Procuraduría realiza pesquisas para determinar si Mendoza Agudelo incurrió en falsedad de documento público y privado, así como en una posible evasión de impuestos, al supuestamente comprar una camioneta BMW «para uso personal y no para el servicio diplomático», como había informado.

Además, el Ministerio Público investiga si la jefa de la misión presentó al Gobierno suizo «facturas de gastos de representación como si fueran vales de compras personales», debido a que los diplomáticos extranjeros tienen derecho a solicitar la devolución de sus impuestos una vez al año.

Aunque la Procuraduría no ha informado oficialmente sobre los montos de las irregularidades, la cadena RCN Radio reportó que Mendoza Agudelo habría comprado para su uso personal una sala, sofás, cortinas, colchones y otros bienes con un valor total de 72 millones de pesos colombianos (unos 20.589 dólares).

(RT)

Comentarios Facebook