La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ha declarado este domingo que los legisladores seguirán adelante con el que podría ser el segundo juicio político en contra del presidente Donald Trump para destituirlo.

En una carta a los congresistas, Pelosi señaló esta semana que votarían primero una resolución pidiendo al vicepresidente Mike Pence y al Gabinete que destituyan a Trump de su cargo antes de pasar a un juicio político.

Asimismo, dijo que la Cámara actuará con solemnidad, pero también con urgencia, dando al vicepresidente 24 horas para que responda, o se procederá con el juicio político.

Pelosi explicó que después de eso, la Cámara «procederá a llevar a la sala la legislación de juicio político». «Hay un fuerte apoyo en el Congreso para llevar a un ‘impeachment’ al presidente por segunda vez», agregó, pero subrayó que prefiere la idea de invocar la 25.ª enmienda, porque «se deshace» de Trump.

«Al proteger nuestra Constitución y nuestra democracia, actuaremos con urgencia, porque este presidente representa una amenaza inminente para ambos. El horror del ataque continuo a nuestra democracia perpetrado por este presidente se intensifica y también lo es la necesidad inmediata de acción», sostuvo.

Según la cuarta sección de dicha enmienda, la destitución es posible si el vicepresidente y la mayoría de los secretarios del Gabinete concluyen que Trump es «incapaz de cumplir con los poderes y deberes de su cargo». Entonces, las funciones presidenciales se delegarían automáticamente en Pence, hasta que el presidente electo Joe Biden asuma el cargo el 20 de enero.

La iniciativa de apartar a Trump de su cargo por segunda vez en un mismo mandato —un caso inédito en la historia de EEUU— surgió inmediatamente después de que simpatizantes del presidente saliente asaltaran este miércoles el Capitolio en Washington D.C.

(RT)

Comentarios Facebook