La tarde de este lunes, el portal del Departamento de Estado indicó que la permanencia de Donald Trump al frente de la presidencia de los Estados Unidos había concluido, pese a que no ha sido removido de su cargo ni tampoco ha renunciado.
 
De acuerdo con Helena Villar, corresponsal de la agencia rusa RT en Washington, el cambio en la información oficial habría sido iniciativa de un empleado, aunque la instancia gubernamental aún no se ha pronunciado al respecto. 
 
La comunicadora advirtió que lo sucedido no era «una anécdota graciosa, ni un detalle insignificante» e indicó que esto era «contrario a las reglas de la democracia estadounidense y viene a reforzar aún más la idea del ‘Deep State’«, tesis según la cual hay poderes que están por encima de las instituciones estadounidenses y, de estimarlo conveniente, actúan más allá de los límites de la ley.
 
Tras el asalto al Capitolio el pasado 6 de enero, una cantidad importante de congresistas y miembros de la clase política responsabilizaron directamente al mandatario por arengar a sus partidarios y exigieron su renuncia o su destitución.
 
Para esto último, se manejan dos alternativas en Washington: la activación de la enmienda 25, que supone que el vicepresidente y la mayoría del gabinete lo declaren incompetente para gobernar, o la realización de un juicio político. 
 
(LaIguana.TV)
 
 
 
Comentarios Facebook