La mexicana Ana Paola Romero, de 16 años, conmovió a todos por su acto de amor y humanidad realizado a su abuelo quien padece de COVID-19 en Toluca, cuando decidió cortarse el cabello para comprar una bombona de oxígeno.

La joven se convirtió en heroína al relatar al Diario Primicia que su cabello de más de 70 cm de largo, fue cortado y vendido por las redes sociales, ya que su familia no posee los recursos necesarios para pagar el tratamiento.

Unos siete miembros de su familia, incluyéndola a ella, resultaron positivo por COVID-19, entre los más graves están su tío José, de 47 años, y su abuelo Jesús de 68 años.

“Prefiero perder mi cabello que perder a mi abuelito”, dijo la joven a la que el cabello le llegaba a las caderas y peinaba a diario viendo videos de Youtube.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook