Cuando falta una semana para que el presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, deje el cargo, el magnate estadounidense agradeció a su homólogo de México, Andrés Manuel López Obrador (Amlo), por su «amistad» y apoyo en el control de la frontera común.

En Alamo, Texas, junto a un tramo del muro que impulsa para prevenir “el crimen y las drogas”, el saliente mandatario republicano no escatimó elogios para AMLO.

“Quiero agradecer al gran presidente de México. Él es un gran caballero, un amigo mío. El presidente (López) Obrador es un hombre que realmente sabe lo que está pasando. Ama a su país y también ama a Estados Unidos”, dijo Trump.

Luego agregó: “Quiero agradecerle por su amistad y su relación profesional de trabajo. Tener 27 mil soldados resguardando la frontera no ha sido fácil».

Trump destacó el despliegue por México de 27 mil efectivos para patrullar sus fronteras en los últimos dos años, lo cual permitió -según él- frenar la inmigración irregular, en su mayoría proveniente de Centroamérica.

Además, celebró los Protocolos de Protección al Migrante (MPP) sellados con México durante el gobierno de López Obrador, un acuerdo que calificó de “pionero” y por el cual los extranjeros que llegan a la frontera de Estados Unidos pidiendo asilo deben aguardar la resolución de sus casos en territorio mexicano.

“Esta medida por sí sola puso fin a una crisis humanitaria y salvó innumerables vidas”, aseguró Trump.

Estados Unidos y México comparten cerca de tres mil 200 kilómetros de frontera. La Casa Blanca informó que Trump viajó a Alamo para “marcar la finalización de más de 400 millas (640 km) de muro fronterizo”, el cual según fuentes internas de la administración Trump se construyó con dinero robado a Venezuela a través de la farsa de Juan Guaidó.

Trump aseguró que la construcción del muro es una “promesa cumplida” y resaltó «los esfuerzos de su gobierno para reformar un sistema de inmigración disfuncional”.

Sin embargo, el “gran, magnífico” muro prometido por Trump en la campaña electoral de 2016 no se completó. Del total finalizado, solo unos 20 kilómetros han sido construidos en zonas en las que antes no existía ninguna barrera física. El resto corresponde a mejoras o refuerzos de barreras existentes.

México nunca pagó por el muro, como había prometido Trump. Pese a las tensiones con México por temas migratorios y comerciales, Trump mantuvo una relación muy cordial con AMLO, quien lo visitó en Washington en julio de 2020 en plena campaña electoral estadounidense, lo que fue criticado por opositores y algunos analistas mexicanos.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook