A propósito del asalto que sufriera el Capitolio de los Estados Unidos el pasado 6 de enero por parte de una turba alineada con el presidente saliente, Donald Trump, el filósofo y comunicador venezolano Miguel Ángel Pérez Pirela compartió algunas de las reacciones e interpretaciones de actores internacionales sobre el incidente, que apuntan hacia una fractura profunda en el seno de esa nación. 
 
En primer término, refirió las declaraciones del último dirigente de la extinta Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov, quien afirmó que «el futuro de Estados Unidos como un Estado coherente está en duda, tras el asalto violento al Capitolio».
 
Adicionalmente, Gorbachov considera que «el asalto al Capitolio fue, evidentemente, planeado de antemano y está claro por quién», aunque insistió en que no estaba clara la razón por la cual tuvo lugar el lamentable evento. 
 
De su lado, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, calificó el asalto al Capitolio como «una muestra de la ruptura en la sociedad estadounidense», que había sido alentada por el propio Trump.
 
«Borrell rechazó a líderes políticos dispuestos a socavar las instituciones democráticas» y, además, dijo que «todas las personas y todos los gobiernos del mundo deben entender que si toman el camino de retroceso sobre la democracia, los valores y las instituciones que se fundamentan en ella, serán destruidos», sintetizó el experto. 
 
Esta posición contrasta con la que históricamente ha mantenido el diplomático español contra Venezuela, pues como recordó Pérez Pirela, «ha sido reiterativo en acciones antidemocráticas contra la República Bolivariana de Venezuela y (…) ha plagado de discursos injerencistas contra Venezuela sus actuaciones de los últimos meses». 
 
«Resulta que no mide con la misma vara a Donald Trump y a los señores Juan Guaidó, Julio Borges o Leopoldo López, aquí en Venezuela. Como dice el meme: en fin, la hipocresía», remató. 
 
(LaIguana.TV)
Comentarios Facebook