La periodista e investigadora Naile Manjarrés comentó reciente en su espacio de análisis Entre Líneas producido por LaIguana.TV, que la aplicación de citas Tinder se aprovecha del confinamiento por la covid-19, para disparar la insatisfacción de los individuos.

A su juicio, las herramientas tecnológicas, igual que los actores políticos no pueden medirse como bueno y malo, “pero el efecto psicológico de las aplicaciones ya quedan a juicio del facultativo”.

Las aplicaciones como Tinder, donde se puede conseguir una cita con personas con gustos comunes, “son como un catálogo infinito que despierta en el usuario la paradoja de la elección” y eso no es muy bueno en tiempos de pandemia porque “es un detonante en los consumidores compulsivos”.

“La idea es alcanzar menos satisfacción entre las alternativas para elegir que se tiene”, consideró Manjarrés en su investigación, sobre la referida red social, que entra en contradicciones en esta época donde las personas para evitar contagiarse, pasan la mayoría de su tiempo encerrados en el hogar.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook