Este miércoles 20 de enero el presidente de la firma encuestadora Datanalisis, Luis Vicente León, mediante su cuenta en la red social Twitter, aseveró que, a pesar de que el gobierno del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, a corto plazo, mantenga su posición de rechazo a la administración del presidente Nicolás Maduro y su respaldo a la Asamblea Nacional (AN) electa en diciembre del año 2015, se espera que, desde la Casa Blanca, se abran las compuertas a cambios que podrían ser fundamentales para ambos países.

“¿Qué se espera del gobierno de Biden frente a Venezuela? A corto plazo se mantiene la posición de rechazo al gobierno de Maduro y el respaldo a la AN de 2015 y a Juan Guaidó. Pero los matices de cambio frente a los temas humanitarios abren las compuertas a cambios que pueden ser fundamentales”, indicó el analista.

León señaló que para el gobierno de Biden el tema Venezuela actualmente no está entre los primeros tópicos de interés nacional en los Estados Unidos. Destacó que estas materias fueron llevadas por el expresidente Donald Trump al centro de sus políticas, “fundamentalmente por el tema electoral y por su impacto en La Florida”. “Esto hace pensar que las decisiones sobre Venezuela no serán inmediatas y se generará cierto nivel de inercia”, puntualizó.

El economista aseguró que los temas prioritarios para Biden en EEUU quedaron claros en sus decretos de hoy, tras su juramentación en el Capitolio. Estos serían los siguientes:

1) Manejo del COVID-19.

2) Recuperación económica.

3) Cuidado ambiental.

4) Combate al racismo, al supremacismo y la xenofobia, los cuales generan discriminación.

“De los temas prioritarios de Biden, el humanitario tendrá el mayor impacto sobre Venezuela pues, pese a sostener el rechazo a Maduro y preservar sanciones, las mismas serán reevaluadas en función de su capacidad de éxito (por ahora fracasos) y su impacto en la gente (por ahora negativos)”, subrayó el también profesor universitario.

León precisó que lo más probable es que la administración de Biden abandone su apego al “mantra” referente al “fin de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres”. Recalcó que, para el nuevo residente de la Casa Blanca, cualquier solución pasará por una acción multilateral con Europa, con el fin de presionar la realización de elecciones libres en nuestro país, sin esperar para eso la salida del presidente Maduro.

“Un reto inmediato (sin diferencias políticas) es lograr que se reinstale de inmediato el acuerdo de intercambio de petróleo por Diésel que se canceló en noviembre pasado y que tendrá impactos muy negativos en el transporte, la electricidad, la producción agrícola y el agua, en máximo 90 días”, apuntó León.

“Otro reto clave es conseguir vías para la entrada de ayuda humanitaria a Venezuela sin connotaciones políticas”, acotó el articulista. Agregó que, mientras los segmentos en conflicto sigan poniendo sus intereses políticos antes que los problemas de la gente, la conexión entre líderes y población se pulverizará.

Por último, León remarcó que, debido a que la administración de Biden tendrá mucha presión sobre temas internos de Estados Unidos, Venezuela perderá protagonismo. “La propia oposición, el sector privado y las ONG venezolanas tienen el reto de colocar los temas humanitarios en la agenda de todas sus reuniones y relaciones con el nuevo gobierno”, consideró.

“Es obvio y demostrado que la solución al problema venezolano no está en USA, Europa, China, Rusia o Cuba, sino en Venezuela. Pero la ayuda internacional, muy importante, no pierde con Biden. Después de todo, el éxito de la estrategia radical vigente hasta hoy está a la contundente vista”, concluyó.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook