La derecha colombiana, actualmente en el poder y representada por el ala más radical de ese país: el uribismo; se aprovecha del analfabetismo político dentro y fuera de su propio territorio para generar matrices de opinión que les generen respaldo a su proyecto, y lo hace generando miedo, odio y repulsión sobre temas que estratégicamente se vinculan con Venezuela. 

Al respecto, la colombiana Edna Martínez, investigadora de la Universidad Libre de Berlín -una de las más grandes y prestigiosas de Alemania-, explicó durante una entrevista en el canal alemán DW, que no entiende por qué -periodistas, medios y voceros políticos- usan la frase de «convertirse en Venezuela», cuando Colombia tiene sus propios problemas graves desde hace más de medio siglo. 

«No entiendo muy bien lo que significa convertirse en Venezuela cuando Colombia tiene sus propios problemas, se puede hacer una lista inmensa de cuáles son los problemas, 200 líderes asesinados (…) unos de los más altos índices de pobreza, desempleo, indigencia, tiene más de 7 millones de personas en indigencia, la gente se muere en las puertas de los hospitales, a la semana se están muriendo 8 niños de hambre, entonces yo no entiendo cuando hablan de convertirse en Venezuela», subrayó la investigadora residenciada en Berlín. 

En ese sentido, explica que detrás de ese interés de mencionar a Venezuela está una estrategia que busca tapar los problemas internos, una acción que va de la mano con lo que hace la mediática internacional y que no es utilizado sólo por la derecha colombiana sino en toda Latinoamérica, incluso ya se ejecuta dentro de Estados Unidos y Europa, sobre todo en países como España. 

«Lo que yo sí veo es una instrumentalización del tema Venezuela y eso viene del objetivo de cerrar cualquier posibilidad a proyectos alternativos. En este caso, los proyectos alternativos se pueden llamar Fuerza Alternativa del Común, o se puede llamar Gustavo Petro, o se puede llamar el Polo Democrático, o se puede llamar la Lista de los Decentes. Entonces, en este escenario, se aplica como una estrategia que es generar un miedo que no tienen ningún fundamento, entonces los candidatos se van a Venezuela a hacerse fotos con gente pobre de Venezuela cuando en Colombia tienen millones», explica Martínez. 

«No tienen que ir a hacerse fotos a Venezuela con la gente que está pasando problemas allá cuando en Colombia los tienes a la vuelta de la esquina. Es una instrumentalización del tema Venezuela para generar miedo, para generar rechazo, pero eso tiene que ver con un analfabetismo político», subraya la investigadora académica. 

Este miedo infundado viene y se promueve con mayor fuerza desde los partidos políticos de derecha que están generando mucha más polarización en Colombia y en los países donde se aplica la estrategia del tema «Venezuela». 

Otra de las invitadas que participa junto a Martínez en el programa televisivo de DW, añadió que «cuando nombran, por ejemplo, al castrochavismo, el castrochavismo no existe, es una palabra absolutamente inventada por la derecha en Colombia para infundir miedo», odio y repulsión hacia Cuba y Venezuela. 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook