El Parlamento Europeo votó este jueves a favor de una «resolución» que insiste en reconocer a la farsa de Juan Guaidó y su intento de usurpación del Poder Ejecutivo en Venezuela, que gracias a la complicidad de la Unión Europea (UE) y Estados Unidos, han logrado robar y secuestrar miles de millones de dólares pertenecientes al Estado venezolano que se encuentra en el extranjero. 

Dicho parlamento pide a las otras instituciones de la UE y a los países del bloque que reconozcan «la continuidad de la Asamblea Nacional elegida en Venezuela en 2015» y según ellos «del legítimo presidente interino Juan Guaidó”. 

La resolución resultó aprobada por 391 votos a favor por 114 en contra, en una instancia que es dominada por las fuerzas de derecha y extrema derecha del Viejo Continente. 

El documento se aprobó apenas dos días después que el jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell, insistiera ante ese mismo parlamento que el Consejo Europeo “nunca se refirió a Guaidó (…) como presidente” de Venezuela. 

La Resolución aprobada también insiste en reconocer como, la que ellos consideran, la “última libre expresión de los venezolanos en un proceso electoral” a la “Asamblea electa en 2015, a su presidente Juan Guaidó, y a la Comisión Delegada”, que funciona desde hace dos semanas, una línea editorial que ha sido utilizada desde que Juan Guaidó se autoproclamó «interino» tras recibir la anuencia de Estados Unidos y radicalizar el plan sedicioso contra Venezuela. 

Esto se suma a que la UE desconoce de forma unilateral el resultado de las elecciones legislativas realizadas en Venezuela en diciembre, aunque fue invitada por las autoridades electorales venezolanas para que asistiera como observadora, y por ello alegan que tampoco reconoce la Asamblea Nacional que fue electa el pasado 6 de diciembre en los comicios realizados por mandato constitucional y que asumió funciones el pasado 6 de enero.

La anterior Asamblea Nacional, a la que la UE se refiere como “saliente” y que estuvo conducida por Guaidó hasta enero de 2020 cuando fue sacado del cargo al descubrirse sus vínculos en distintos casos de corrupción, paramilitarismo, prostitución, drogas, malversación de fondos, enriquecimiento ilícito, entre muchos otros, ahora dice ser la «verdadera y legítima» asamblea, para tratar de darle algún peso político «legal» a Guaidó que le permita seguir diciendo que es «interino», algo que en la realidad no existe. 

Esta «AN» de Guaidó fue creada por él cuando lo sacaron de la extinta AN de 2015 y ahora funciona como una “comisión delegada”, que en la práctica carece de poderes reales. 

Esa comisión funciona por videoconferencias que se difunden en redes sociales y asegura que existirá “hasta que se realicen elecciones presidenciales y parlamentarias libres, justas y verificables en el año 2021, ocurra un hecho político sobrevenido y excepcional en 2021, o hasta por un período parlamentario anual adicional a partir del 5 de enero de 2021”. 

El documento aprobado este jueves en el Parlamento Europeo -que funde en un solo texto varias propuestas presentadas- también saluda la decisión adoptada en noviembre por la UE de extender por un año el plazo de aplicación de las medidas coercitivas económicas impuestas contra Venezuela de forma unilateral y que se traducen en desmejoras de la calidad de vida de los venezolanos. 

La resolución indica además que la “única solución” a la crisis en Venezuela debe incluir “elecciones presidenciales, parlamentarias, regionales y locales que sean creíbles, inclusivas, libres, justas y transparentes”. 

En una evidente referencia a las recientes denuncias de corrupción contra emisarios de Guaidó en diversos países, la Resolución también formula “un llamado a la legítima Asamblea Nacional y a su presidente Juan Guaidó a asegurar transparencia total en el uso de fondos”. 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook