Tras las intenciones de WhatsApp de implementar nuevos términos y condiciones para compartir datos con Facebook, una avalancha de usuarios se han unido a Telegram en busca de servicios que ofrezcan mayor privacidad.

Por su parte, Telegram afirma que es «más seguro que otras ‘apps’ de mensajería masiva como WhatsApp o Line» y explica que utiliza el protocolo MTProto, diseñado a partir de algoritmos comprobados, para «hacer que la seguridad sea compatible con la entrega de mensajes a alta velocidad y la fiabilidad en conexiones débiles».

No obstante, aunque la plataforma de mensajería desarrollada por los hermanos rusos Nikolái y Pável Dúrov no activa por defecto el cifrado de extremo a extremo en todas las conversaciones como lo hace WhatsApp, la aplicación dispone de chats secretos.

Esta opción requiere de una acción previa con cada contacto. Para ello, se debe abrir la aplicación e ingresar al perfil de la persona deseada. Al pulsar en la parte superior del chat habitual donde está la foto, se encuentran tres puntos en la esquina derecha junto al ícono para realizar una llamada, desde donde se puede desplegar un menú que ofrece la posibilidad de iniciar un chat secreto.

Ventajas de los chats secretos

Esta función de Telegram usa cifrado de extremo a extremo y no deja rastro en el servidor, tiene la opción de habilitar la autodestrucción del contenido a través de un temporizador, impide reenviar los mensajes, en la mayoría de dispositivos no se permiten las capturas de pantalla y, en ciertos casos, el otro usuario es notificado sobre esta acción.

«Los chats secretos están pensados para quienes quieren más seguridad que una persona promedio […] Esto significa que solo tú y tu receptor pueden leer esos mensajes; nadie más puede descifrarlos, incluyéndonos a nosotros en Telegram», señala la plataforma.

Además, cuando uno de los usuarios elimina un mensaje, este también desaparecerá al otro lado de la conversación.

Por otra parte, la compañía detalla que los chats secretos son parte de cada dispositivo y no de la nube de Telegram. «Esto significa que solo puedes acceder a los mensajes en un chat secreto desde el dispositivo de origen. Están seguros en tanto tu dispositivo esté seguro en tu bolsillo», reiteran los creadores.

Poco después del anuncio de WhatApp, Dúrov informó que Telegram superó los 500 millones de usuarios activos y en 72 horas se unieron 25 millones de nuevos. El 38 % procedía de Asia, el 27 % de Europa, el 21% de América Latina y el 8% de Oriente Medio y África del Norte.

(RT)

Comentarios Facebook