El pasado lunes -25 de enero- el Tribunal de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York en los Estados Unidos decidió negar la solicitud de los representantes legales de los tenedores de bonos PDVSA 2020 de realizar un procedimiento de apelación expedito y acelerado, que les permitiría obtener la mayoría accionaria del complejo de refinerías CITGO, con sede en Houston, Texas, y actualmente secuestrada por el clan de Juan Guaidó con el beneplácito del gobierno estadounidense, como certificado de pago de lo que se les adeuda.

«El Tribunal resolvió negar la solicitud de los bonistas de ir por la vía expedita, otorgando la razón a los argumentos de PDVSA y PDV Holding”, difundió en un «comunicado de prensa» la autocalificada «Junta Administradora ad hoc de Petróleos de Venezuela, S.A.», que no es más que el clan vinculado al plan Guaidó que mantiene secuestrada CITGO y que roba sus recursos en el extranjero.

Según el «comunicado», la decisión de la corte estadounidense permite a la «directiva» transitar el camino procesal de acuerdo con los lapsos regulares establecidos en la ley.

“Creemos que la decisión de la Corte es adecuada ya que permite a las partes garantizar de manera efectiva su derecho a la defensa en un caso que trata sobre argumentos jurídicos de gran complejidad”, indican.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook