El régimen de los Estados Unidos (EEUU) exigió este miércoles la liberación «inmediata» de los pesqueros de Guyana identificados como «Lady Nayera» y «Sea Wolf » que fueron capturados en flagrancia por la Armada de Venezuela cuando ambos irrumpieron de forma ilegal dentro de las aguas territoriales venezolanas el pasado sábado 23 de enero.

La exigencia la hizo el representante estadounidense en la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo, quien fue nombrado por la administración saliente de Donald Trump.

Trujillo dijo en la sesión del Consejo Permanente de la OEA, en la que se abordó el diferendo entre Venezuela y Guyana, que «Estados Unidos condena la captura de dos pesqueros guyaneses por la Armada del régimen de Maduro, y exigimos la liberación inmediata de esos buques y su tripulación».

Luego dijo que «EEUU apoya una resolución pacífica de la controversia territorial entre Venezuela y Guyana”.

Además, el vocero dijo que acogen el dictamen de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que confirma su jurisdicción para decidir sobre el diferendo entre ambos países.

El pasado sábado 23 de enero los buques guyaneses Nady Nayera y Sea Wolf irrumpieron en aguas marítimas que son de plena soberanía y jurisdicción venezolanas, donde ejercían pesca ilegal sin contar con ningún tipo de documentación.

Tras la captura, Venezuela reiteró que no permitirá incursiones ilegales en su espacio territorial, y ratificó, además, la oferta de diálogo a su contraparte para dirimir la controversia por la región del Esequibo.

Guyana, por su parte, alegó en un comunicado oficial que los pesqueros Lady Nayera y Sea Wolf operaban dentro de la zona económica exclusiva de ese país al resultar interceptados por un buque de la armada venezolana.

Ambas naciones suramericanas reclaman los derechos de soberanía sobre la región de la Guayana Esequiba, sobre la cual el Gobierno de Georgetown presentó una demanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

En reiteradas ocasiones Venezuela desestimó la decisión de la CIJ de declararse competente para atender el recurso presentado por Guyana en relación con la controversia, y llamó a abordar el diferendo a través de negociaciones bilaterales en el marco del Acuerdo de Ginebra (1966).

Las autoridades venezolanas expresaron su rechazo a las intenciones de reconocer la validez del Laudo Arbitral, de 1899, mediante el cual se otorgaron 159 mil kilómetros cuadrados de territorios al oeste del río Esequibo al control de Reino Unido, metrópoli de la entonces colonia de la Guayana Británica.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook