Donald Trump abandonó la Casa Blanca en medio de fuertes polémicas –incluyendo la posibilidad de ser enjuiciado e inhabilitado políticamente por alentar a sus seguidores a asaltar el Capitolio– y habiendo dejado una complicada herencia a su sucesor, Joe Biden. Sin embargo, Miguel Ángel Pérez Pirela compartió a la audiencia de Desde Donde Sea, algunos datos que permiten proyectar que, de presentar su candidatura a la presidencia en 2024, es muy posible que se alzara con la victoria.

Según una encuesta consultada por el experto, «63% de los republicanos (…) piensa que el partido está mejor con Donald Trump», mientras que una investigación realizada por Seven Letter Insight en noviembre «reveló que el 66% de los estadounidenses dice que apoyaría a Trump si buscara otra candidatura presidencial en 2024».

A su parecer, una popularidad tan abrumadora tendrá incidencia en la posibilidad que se concrete el ‘impeachment’ en su contra y complica el escenario político a lo interno de los Estados Unidos, toda vez que «si bien ⅔ de los republicanos quiere que Trump se presente nuevamente en 2024», el 38% de los estadounidenses no quiere que acceda al poder otra vez.

Ello contrasta, refirió Pérez Pirela, con el hecho que «41% de los independientes y el 26% de los demócratas» opinó que Trump debería optar por un segundo mandato en 2024.

Dentro del Partido Republicano, las cosas no están más fáciles, puesto que el 52% aseguró que inclusive respaldaría a Trump, si en lugar de presentarse él, candidateara a alguno de sus hijos en los comicios de 2024.

De otro lado, 86% de los encuestados «dijo que apoyaría a Trump si pidiera la unidad nacional» y el 46% aseguró que lo apoyaría si decidiera «iniciar su propia red de televisión», lucrativo negocio para el cual el exmandatario contaría con una base de al menos 50 millones de estadounidenses.

«El 78% quiere que Trump ayude a guiar el Partido Republicano (…) y el 63% apoyaría a Trump para que deje de usar Twitter para hablar de política», concluyó el analista.

Pasando a las herencias que le dejó Donald Trump a Joe Biden, el también director de LaIguana.TV hizo referencia a la complicada relación entre Washington y Teherán, cuyo deterioro en la pasada administración republicana es más que evidente.

En ese sentido, recordó que el pasado 12 de enero, el entonces secretario de Estado, Mike Pompeo «acusó al país persa de ser la nueva sede central de Al-Qaeda y mantener vínculos estrechos con el grupo terrorista», sin ofrecer prueba alguna, declaraciones que fueron consideradas por Irán como «mentiras belicistas».

«Se espera que Biden intente regresar al acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Irán y seis grandes potencias, del que Trump se retiró en 2018. Este acuerdo que firmó Obama con Irán, abre la posibilidad de grandes inversiones europeas, que también se truncaron por [las] amenazas de Donald Trump», detalló Pérez Pirela.

Por procederes como este, el recién estrenado mandatario demócrata deberá echar marcha atrás de algunas de las decisiones más controvertidas de su predecesor. Incluso, en sus primeras horas de gobierno, Biden firmó 17 decretos con estos fines, pues su administración pretende que «Washington vuelva a ‘liderar el mundo'».

El analista venezolano opinó que esto ya no es posible, en buena medida porque Trump abandonó organismos internacionales, tensó «viejas alianzas» y debilitó a los organismos multilaterales.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook